DIRECTORIO

Criadores Mexicanos Servicios profesionales Comercio e industria Camadas disponibles
El bao

Cuando se habla acerca del baño de los perros la primer pregunta y la más frecuente es:
¿Cada cuanto tiempo debo bañar a mi perro? Podría decir que la respuesta es Cuando realmente lo necesite sin caer en el exceso.
Habrá de tomarse en cuenta la textura del pelo, que tanto se ensucia el perro de acuerdo a las actividades que realiza, el color del pelo, la temperatura y humedad de la zona donde vive el ejemplar, los productos cosméticos que se utilizan etc.
El baño estimula la piel, remueve el exceso de grasa, polvo y bacterias, elimina el pelo muerto, suciedad y parásitos externos, hace que el perro se vea bien y que huela a limpio. Además de que será junto con un buen cepillado y secado una parte determinante para la calidad del terminado en la estética de nuestro perro.

Bañar a su perro puede ser tan agradable o tan desagradable para ambos dependiendo en como usted lo haga, si usted tiene una tina adecuadamente alta esto le facilitará el trabajo y no perjudicará su espalda, 
Antes de realizar el baño, habrá que hacer preparativos:
* Seleccione el shampoo o shampoos adecuados y dilúyalos con agua de acuerdo con el instructivo.
* Organice cerca de la bañera los productos que utilizará durante el baño.
* Revise que la superficie de la tina no sea resbalosa o ponga un tapete antiderrapante además de nunca dejar solo al perro dentro de la tina.
* Tenga cerca de la tina las toallas necesarias.
* Prepare la temperatura del agua, siempre use agua tibia y de preferencia que su instalacion hidráulica le permita la salida del agua a una buena presión.

Algunos estilistas después del cepillado y peinado y antes del baño eliminan el exceso de pelo de ciertas áreas del cuerpo que no tiene caso lavar y secar para después rasurarlo, como es el caso de las manos y pies de los poodles. También realizan la limpieza de oídos y el corte de uñas, pues muchas veces quedan residuos de los polvos limpiadores o cauterizantes y durante el corte de uñas puede haber pequeños sangrados que pudieran ensuciar un pelo ya limpio.
La limpieza de lagañas o depósitos de lagrima junto con suciedad que se quedan pegados cerca de los ojos lo puede hacer antes o durante el baño ya que para removerlos estos se necesitan mojar con agua tibia pues si los quitamos en seco podríamos lastimar a nuestro ejemplar.
Las glándulas anales se pueden limpian antes o durante el baño.
Inicie el baño lavando la cabeza de su perro, sostenga la barba con una mano y aunque esta es la parte que más les incomoda, pues el no poder mover la cabeza les causa cierta ansiedad tiene sus ventajas: el animal tratará de sacudir la cabeza pero como el resto del cuerpo esta casi seco el perro lo mojará menos a usted. 
Otra ventaja de iniciar el baño por la cabeza es que las pulgas que pudieran existir en el cuerpo de su perro tratarán de huir hacia la parte trasera de su huésped en vez de esconderse en los ojos y orejas, lo que facilitará su posterior eliminación.
Habrá que tener especial cuidado de que el agua y jabón no entren en los ojos, orificios nasales y en la boca. Por eso se recomienda poner en los ojos unas gotas de un lubricante estéril y en los oídos algodón embebido en aceite mineral, además de utilizar shampoo que no produzca lágrimas. Otra recomendación es no permitir que el perro lama el shampoo, jabón o sustancia que utilice para limpiarlo.
Seque la cabeza y proceda a lavar el cuerpo, hágalo en forma sistemática y ordenada.
Moje muy bien al perro para que el shampoo penetre más fácilmente y no se desperdicie, masaje el pelaje con los dedos hasta alcanzar la piel. No frote el jabón contra el pelo; si el pelaje es muy largo lávelo tomándolo entre sus manos como si lavara una prenda de ropa delicada.
En los perros de pelo corto se puede ayudar con el cepillo de hule.
En este momento puede hacer la limpieza de las glándulas anales.
Enjuague ligeramente y se recomienda para mejores resultados repita la operación de lavado del cuerpo.
Posteriormente enjuague muy bien el cuerpo del perro eliminando todo el jabón (esto es muy importante, pues de no hacerlo, una vez seco su perro se verán puntos blancos parecidos a la caspa en el pelo y el ejemplar desarrollará resequedad en el pelo, irritación de la piel y por consecuencia tendrá comezón).
Si s necesario hacerlo aplique el acondicionador en todo el cuerpo o en las áreas donde se requiera de acuerdo con la raza del perro y tipo de pelaje, hacer esto permitirá que el pelaje sea cepillado más fácilmente.
Ahora haga el último enjuague de todos los productos usados sobre su mascota.
Elimine el exceso de agua apretando gentilmente el pelaje o pasando las manos haciendo ligera presión sobre él, de arriba hacia abajo, en los costados y patas.
Retire los algodones de las orejas.
Envuelva al ejemplar en una toalla y páselo a la mesa de arreglo, termine de eliminar el exceso de agua permitiendo que la toalla la absorba.. no la frote contar el pelo para que éste no se enrede.
Proceda a secar a su ejemplar.

BAÑO ANTIPARASITARIO

Después de la inspección y comprobación de que nuestro perro tiene pulgas, inmediatamente deberemos proceder a aislarlo y bañarlo para aliviarle la comezón y para evitar, si tenemos otros ejemplares que se contagien de pulgas.

Siempre que bañe a un perro contra las pulgas y llegase a tener un collar anti-pulgas puesto, retírelo pues si este se moja puede causar serios daños a su ejemplar.

Báñelo con agua casi fría ya que esto alivia la comezón que puidiera estar sintiendo. Si va a usar algún tratamiento utilice el recomendado por el veterinario de su ejemplar. siguiendo al pie de la letra sus indicaciones y siempre lea el instructivo del producto elegido.

Inicie el baño por la cabeza por las razones ya mencionadas anteriormente y aplique el producto teniendo especial cuidado con los ojos; es decir no lo aplique a menos de 2 cm de distancia del ojo y también deberá tener cuidado con el conducto auditivo de su perro. No permita que lama la espuma o el producto que esta aplicando, ni de alrededor del hocico, cuerpo o paredes de la tina.

Enjuague perfectamente y seque la cabeza con una toalla.

Proceda a lavar el cuerpo, siempre de adelante hacia atrás; Ud puede preparar la dilución del líquido contra pulgas en una botella o un contenedor, de ser este último caso use una esponja para aplicarlo sobre el cuerpo de su perro y jabone según la técnica descrita anteriormente; terminado el proceso de jabonado tenga el cuidado de retirar el contenedor de la solución para evitar que el animal por accidente beba de él. Proceda a enjuagar en forma normal. Si el agua queda muy sucia o se ve rosada por la sangre dejada por las pulgas, haga una segunda jabonada y enjuague perfectamente.

Si el producto recomendado por su veterinario tiene que permanecer en el cuerpo de su mascota por determinado tiempo para actuar adecuadamente antes de ser enjuagado, cubra a su perro con toallas secas para evitar que coja un resfriado.

Agradecemos al Sr Leonardo Garcini por las facilidades prestadas para ilustrar este artículo

« Volver a la página anterior.

Muy interesante

Criadores mexicanos
Servicios profesionales
Comercio e industria
Arte

Secciones

A primera vista
Razas y criadores
Exposiciones y eventos
Salud y cuidados
Cría y reproducción
Reportajes especiales
Razas Mexicanas
Perros de mexico para niños

Perros de México

Tel: +52 (55) 5603 7901
Tel-fax: +52 (55) 5603 4003
e-mail: pcmv@perrosdemexico.com.mx.

Síguenos en:

Facebooktwitter