> Perros de México desde 1998 * Etologia, ¡Me Quiero Divorciar de mi perro!

DIRECTORIO

Criadores Mexicanos Servicios profesionales Comercio e industria Camadas disponibles
Etologia >¡Me Quiero Divorciar de mi perro!

M.V.Z. Bertha Molnar
ver curriculum

Es muy probable que todos conozcamos a alguien que se ha divorciado o quizá nosotros mismos hemos pasado por esa situación… no es algo sencillo… es una situación que requiere tiempo para superarse, a veces no se logra o se sale de ello con lastimaduras que pueden permanecer ahí, presentes. La persona se pregunta si esta experiencia podía haberse evitado.

El caso es que, a fin de cuentas, es un proceso doloroso. Por supuesto que la idea de “divorciarse” de su perro no es literal pero lo que quiero transmitirle es esa necesidad de terminar con una convivencia que no tiene mucho futuro entre usted y su perro, y que puede incluso volverse hasta problemática.
El origen de ese “divorcio” puede estar en que se hizo, como a veces sucede también entre las personas, una mala elección: No era el perro indicado para su forma de vida, su carácter, sus necesidades, en fin, el caso es que no eran el uno para el otro y ahí están las consecuencias ¿verdad? Aquí estaríamos hablando de un “divorcio necesario”, y que llegado a ese punto es muy probable que sea lo mejor para los dos, ni usted es feliz con ese perro y por lo tanto, él tampoco lo será a su lado, al contrario, puede hacerlo muy desdichado por el hecho de vivir en un lugar donde no sólo no se le quiere sino que hasta se le rechaza abiertamente.

Pero esto no significa, de ninguna manera, que no se deba intentar otra vez, sólo que ahora, con base en la experiencia podrá poner más atención a la selección del perro adecuado para llevar una convivencia que realmente disfruten ambos.
Para que esa selección resulte adecuada, puede acudir a exposiciones caninas, leer sobre las diferentes razas, preguntarle a personas que tengan perros de la raza que le interesa, aquí mismo, en la página de Perros de México hay mucha información que le será de gran utilidad para darse una idea mucho más clara de todo lo que concierne a ese ser vivo que pretende incorporar a su vida y que ahora sí, irá mucho más acorde con su forma de ser, sus espacios, su complexión física, su tiempo libre, etc.

Otro motivo es tal vez, que lo adquirió pero se le fue pasando el tiempo y no le pudo dedicar atención y cuidados a esa relación, por lo que ahora son casi dos perfectos extraños (si le resulta que esto también se puede aplicar a una relación humana, está en lo correcto).
El haber hecho una selección bien planificada le da la posibilidad de que las cosas se den mejor, pero ahora falta el trato diario. Recuerde que las relaciones se trabajan, se alimentan, se cultivan, se cuidan y esto es todos los días, de manera que puedan juntos, ir estableciendo cómo quieren que se den las reglas para vivir armónicamente con otro ser vivo.
Seguramente usted habrá visto a parejas que con sólo mirarse pueden ponerse de acuerdo o transmitirse una idea, ¿sabe por que? Pues porque se conocen, han compartido tantas cosas juntos que detrás de una mirada hay una vida en común, bueno, de la misma manera, hay personas que han estructurado tan finamente su código de señales, de miradas, de lenguaje corporal con su perro que basta un solo movimiento para que le transmitan lo que quieren que haga y viceversa, el dueño conoce tan bien a su mascota que puede detectar rápidamente si está triste, enfermo, inquieto, angustiado, alegre, si necesita algo, etc.
Esto nos habla de una relación estrecha, cercana y continua, y nada de esto puede hacerse a distancia, hay que estar en el lugar y en el momento adecuado. Estar cuando las cosas pasan nos da la oportunidad de ser parte de ellas.
“Lo quiero mucho pero no lo entiendo” (y que conste que sigo hablando de la relación con su perro), cuando se presenta esta situación es realmente triste porque vemos cómo la persona realmente siente cariño hacia su perro pero no tienen cosas en común, no entiende lo que su perro quiere transmitirle y el propietario tampoco logra que su perro lo entienda.

Sí, creo que podemos encontrar muchas similitudes entre las causas por las que las personas se divorcian y por que deciden deshacerse de su perro, pero también podemos tener clara la enorme importancia que tiene el hecho de decidir recibir un ser vivo en casa, el cual va a depender toda su vida de nosotros y que además es él quien llega a nuestro mundo así que somos nosotros quienes debemos enseñarle nuestra forma de vida y cuál será su acertada intervención en ella.

Así que antes de que le mande un abogado a su perro para finalizar de manera tan radical su relación, mejor lo invito a que traten de mejorar las cosas entre ustedes, perfeccione su trato diario con él, hágalo partícipe de las actividades familiares, déle la oportunidad de encontrar el sitio correcto que debe ocupar. Usted mismo, dedique el tiempo necesario para conocerlo, saber qué le gusta, a qué le teme, en fin, conózcalo lo mejor que pueda.
Piense en que si no se trata del “divorcio necesario”, tenemos muchas cosas a favor, empezando por el cariño y la disposición de ambas partes para que la convivencia funcione y funcione muy bien.

 

 

Regrsar al menú

« Volver a la página anterior.

Muy interesante

Criadores mexicanos
Servicios profesionales
Comercio e industria
Arte

Secciones

A primera vista
Razas y criadores
Exposiciones y eventos
Salud y cuidados
Cría y reproducción
Reportajes especiales
Razas Mexicanas
Perros de mexico para niños

Perros de México

Tel: +52 (55) 5603 7901
Tel-fax: +52 (55) 5603 4003
e-mail: pcmv@perrosdemexico.com.mx.

Síguenos en:

Facebooktwitter